OBJETIVOS

La Comisión tiene como finalidad promover la justicia y la paz, según el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia (Pastor Bonus de Juan Pablo II, Art. 142). Esto se realizará mediante los siguientes objetivos:

PRINCIPIOS ORIENTADORES

“El principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales es y debe ser la persona humana” (GS, 25). Eso supone la igualdad fundamental entre todos los seres humanos, sin discriminación sexual, social, ni étnico (Gal 3,28).

La Dignidad de la Persona Humana
La Dignidad de la Persona Humana

Entendido como “el conjunto de condiciones de vida social que permiten a los grupos y a cada uno de sus miembros alcanzar de manera más completa y más fácil la pro- pia perfección personal” (GS, 26 y 74). Dentro de esta reali- zación personal entran las necesidades básicas y trascendentes; “tanto las necesidades del cuerpo como las del espíritu” (Pacem in Terris, 57).

El Bien Común
El bien común

La define el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia como “el destino universal de los bienes”. Se refiere a las condiciones económicas, políticas y sociales que garanticen a los ciudadanos y a los grupos la realización del bien personal y social en equidad e igualdad de oportunidades y que la “repartición de los bienes se ajuste a las normas del bien común (QA, 58).

La Justicia Social
La Justicia Social

Entendido como “el conjunto de condiciones de vida social que permiten a los grupos y a cada uno de sus miembros alcanzar de manera más completa y más fácil la pro- pia perfección personal” (GS, 26 y 74). Dentro de esta reali- zación personal entran las necesidades básicas y trascendentes; “tanto las necesidades del cuerpo como las del espíritu” (Pacem in Terris, 57).

La Participación
El bien común

Profundizar en la doctrina social de la Iglesia y contribuir para que ésta sea divulgada y puesta en práctica.

Analizar informaciones sobre situaciones y problemas de carácter nacional e internacional, relativos al desarrollo de los pueblos, a los derechos humanos, a la justicia y paz.

Valorar tales situaciones y problemas de acuerdo con el Evangelio y a la enseñanza social de la Iglesia y dar a conocer el resultado de sus reflexiones a la comunidad en general.

Estimular el compromiso consciente y responsable de los cristianos y de los ciudadanos en general, en el campo de las actividades políticas, sociales, cívicas, respetando la libertad de cada cual y el legítimo pluralismo de opciones.

Promover acciones de carácter eclesial, a favor del desarrollo de los derechos humanos, de la justicia y de la paz.

Se refiere al cuidado por las personas y grupos
más vulnerables. Este deber es propio del Estado y como parte
del mismo nos toca a los cristianos procurar que se cumpla, sin
limitar la autonomía, el desarrollo y la responsabilidad propia de
estas personas y grupos.

La Subsidiaridad
La Subsidiariedad

Consiste en un reconocimiento de unos a otros
como personas. “Los que cuentan con más, al disponer de una
porción mayor de bienes y servicios comunes han de sentirse
responsables de los más débiles, dispuestos a compartir con
ellos, lo que poseen.”

La Solidaridad
La Solidaridad

La paz es la armonía u orden dispuesto por Dios en la relaciones de los hombres y mujeres con Él, entre sí y con la creación. La paz es fruto del amor que sobrepasa todo lo que la justicia puede realizar (GS 78b).

La búsqueda de la Paz
La búsqueda de la Paz